Actualidad

13/04/2016

Para qué sirve el injerto de encía libre

Para qué sirve el injerto de encía libre

Una de las técnicas más frecuentes que se incluyen dentro de la especialidad de la cirugía bucal en Coslada es el denominado como injerto de encía libre, un tratamiento que, debido a la ortodoncia, soluciona los problemas de reducción de las encías, aunque deben ser siempre casos de recesiones poco amplias y poco profundas.

Una de las preguntas que más veces tenemos que responder en Loclident es de dónde sale el tejido con el que se hace el injerto en las encías. Se trata de una duda recurrente en cualquier tipo de injerto y este caso no es una excepción. Pues, el tejido no es más que un fragmento de epitelio-conectivo que se obtiene de la zona del paladar del propio paciente, con un espesor que no supera el milímetro, aunque sí es necesario que las dimensiones superen las de la dehiscencia ósea.

Esta técnica de cirugía bucal en Coslada no tiene demasiado complicación, aunque no es fácil encontrar clínicas dentales que las realicen. Se inicia el procedimiento con dos incisiones horizontales, que se extienden 3 mm en sentido mesiodistal y otras dos incisiones verticales ligeramente divergentes en la mucosa alveolar. Después se realiza la incisión del injerto, aunque previamente se habrá preparado el molde del lecho receptor, a base de papel laminado estéril.

Con el injerto de encía libre, se consiguen altos porcentajes de eficacia en los objetivos marcados, que suelen buscar un aumento de la amplitud de encía adherida alrededor de los dientes e implantes dentales, un recubrimiento de las raíces expuestas por la recesión gingival, así como la eliminación de la inserción de frenillos potencialmente perjudiciales.